VILLACINCO POPULAR DE MENGIBAR



La Anunciación

Aproximarse a escuchar
Estos doce villancicos
Que sirven para pasar
la nochebuena  ratico.

Ricos mantecados
ricos polvorones,
un pavo relleno
y una bota al lado.

Una noche en su aposento
soño la Virgen María
que El Hijo de Padre Eterno
En su vientre encarnaria,
la virgen decia que quisiera mas
que lo que soñado fuera la verdad


 Luego a la noche siguiente
volvio a soñar otra vez
lo mismo que nada de esto
le dijera a San José.


La Virgen decía ¡Sera verdad esto!
Una voz y responde,
Señora es muy cierto.

¿De quién es esa voz tan dulce
Que de señora me trata?
no  mereciendome yo
tantisimas Alabanzas.

Mereceis Señora
eso y mucho mas
que vais a ser madre
del Dios de Israel.

Ricos mantecados
ricos polvorones
un pavo relleno
y una bota al lado


Viendo  José
Que a su esposa
el vientre se le aumentaba
empezo a tomarle celos
sin saber lo que pasaba.

San José dijo a María
Me voy  tener que ir
pues no quiero que la gente
hable mal de ti y de mí.

Ricos mantecados
 Ricos,polvorones
un pavo relleno
y una bota al lado.

Como me has faltado
esposa querida,
me voy al desierto
a pasar la vida.


La Virgen le dice
no te puedo hablar
ya llegará el día
que te enteraras.


Ricos mantecados
ricos polvorones,
un pavo relleno
y una bota al lado.

San José cogio su hato
y salio de la ciudad,
y oye una voz, que le dice
Dime Jose ¿ donde vas?.
Al oir la voz se quedo parado
cuando vio que un Angel
se le puso al lado.


San Jose desecha celos
que de tu esposa has tomado
que ella esta pura y sin mancha
concebida sin pecado.

San Jose le dice
Dios mio que es esto
y un Angel le dice
Señor es muy cierto.

Que ha sido elegida
por el Padre Eterno
para ser la madre
del Rey de los Cielos


Ricos mantecados
ricos polvorones,
un pavo relleno
y una bota al lado.


Me arrodillo Esposa mia,
sin levantarme de aqui
Hasta que no me perdones
lo mucho que te ofendi.


Levanta  Esposo mio
no tengas cuidado
de mi nunca dudes
ya estas perdonado.


Sabes porque no te dije
José lo que pasaba.
Porque el Ángel me encargo
Que el secreto guardara.
Y a  ti  el mismo Angel
te lo ha revelado.

La Virgen y San José
se abrazaron al instante
dandose los dos palabra
de seguir igual que antes.
Vamos  Esposo mio
con todo el cariño
seremos felices,
Cuando nazca el niño.
FIN











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

GRACIAS POR TU COMENTARIO